Los artículos

Tutorial: una vela perfumada de lavanda

Tutorial: una vela perfumada de lavanda

Material:


  • Virutas de cera (cera de soja, cera de abejas o sobras de velas viejas)
  • Frascos de vidrio (tipo olla de yogurt)
  • Mechas de velas
  • Un pico de madera (o cualquier otro utensilio que pueda mezclar cera caliente)
  • Aceite esencial de lavanda
  • Ramas y flores secas de lavanda
  • Una pistola de pegamento caliente
  • Un botón de costura y un lápiz (para mantener las mechas de las velas en las ollas)
  • Una cacerola y un recipiente de vidrio (para cocinar la cera en una caldera doble).

Paso 1: pegue la lavanda decorativa

En primer lugar, recuerde esterilizar su equipo antes de usarlo. Una vez limpios y secos, sus frascos de vidrio se pueden decorar con lavanda. Para hacer esto, corta algunas ramas y flores de lavanda. Tome la pistola de pegamento caliente y fije la lavanda en las paredes de las ollas.


Paso 2: arregla las mechas

Para colocar las mechas de las velas de modo que permanezcan rectas cuando vierte la cera caliente, aquí hay un consejo para recordar. El objetivo es colocar la mecha en el fondo de la olla, puede usar un botón de costura para pegarla en el extremo de la mecha. Para arreglarlo a la altura de la olla, use un lápiz y cuelgue la mecha con un trozo de cuerda. ¡Tu mecha ahora debería estar recta!

Paso 3: derrite la cera

Derrite tus virutas de cera (o todos los restos de tus viejas velas) en un recipiente de vidrio utilizando la técnica de baño María. Mezcle su preparación hasta obtener un líquido homogéneo.

Paso 4: llena los frascos

Vierte la cera derretida en tus frascos de vidrio (no olvides los guantes para no quemarte). Para obtener velas perfumadas, agregue unas gotas de aceite esencial de lavanda. Cuente diez gotas o más dependiendo del poder del perfume que desea obtener. Mezclar con un pico de madera. También puede agregar algunas flores de lavanda (u otros pétalos de flores) para inmortalizarlas en la cera de la vela.

Paso 5: ¡paciencia!

¡Todo lo que tienes que hacer es ser paciente! Deje que sus preparaciones se asienten y deje que se sequen al aire, preferiblemente dentro de la casa al fresco. Evite el refrigerador ya que el más mínimo choque térmico podría arruinar sus esfuerzos. ¡Después de unas horas de espera, sus velas con aroma a lavanda están listas para usar!

Bonificación: para colmo, puedes personalizar tus macetas con rafia, hilo de lana o incluso con cinta adhesiva.