En detalle

¿Cómo elegir el limpiador a vapor adecuado para Windows?

¿Cómo elegir el limpiador a vapor adecuado para Windows?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

1. Duración de la batería

En general, le recomendamos que elija un limpiador a vapor para ventanas con batería. De hecho, en el caso de un modelo eléctrico, la longitud del cable puede limitar su área de acción. Por el contrario, un modelo con batería será más fácil de manejar y almacenar. Pero para esto, le conviene elegir un dispositivo cuya duración de la batería sea lo suficientemente grande como para no ser molestado durante la limpieza. Idealmente, le recomendamos que elija una autonomía mínima de 30 minutos. Pero cuanto más larga sea la autonomía, más tranquilo estará. También asegúrese de la energía de la batería al cargar. Una carga de 3 minutos a 3 horas es más que suficiente.

2. La capacidad del tanque de agua

Si la autonomía de la batería es un criterio de elección, también depende de la capacidad del tanque de llenado. En otras palabras, cuanto más agua pueda recibir el tanque, más eficiente será la autonomía del aparato. ¡Tenga en cuenta que un tanque de menos de un litro permite una autonomía de solo 20 a 30 minutos, mientras que un tanque de más de dos litros garantiza una autonomía de hasta 2 horas! Si tiene una gran superficie de vidrio, es aconsejable fijar la vista en un tanque grande.

Es bueno saberlo: los limpiadores a vapor están cada vez más equipados. ¿Por qué no elegir un modelo con tanque extraíble o con un sistema de llenado automático para facilitar su uso?

3. Flujo y presión

Más allá de la autonomía y la capacidad del tanque, el flujo y la presión son otros criterios a tener en cuenta antes de comprar un limpiador a vapor para ventanas. El caudal corresponde a la cantidad de vapor proyectada. Se mide en gramos por minuto (g / min). Cuanto más alto sea, más efectiva será la limpieza. En cuanto a la presión, indica la fuerza de proyección del vapor. Se define entre 3 y 6 bares y, de la misma manera que para el flujo, una alta presión garantiza un mayor rendimiento.

4. Maniobrabilidad y ergonomía.

Finalmente, un limpiador a vapor para ventanas es una inversión duradera si el modelo elegido es funcional y ergonómico. Debido a que tendrá que llevarlo con el brazo extendido, el dispositivo no debe ser demasiado pesado. Se dice que el peso ideal es de 1,2 kg (sin carga, es decir, sin agua en el tanque). De todos modos, no dude en simular su uso en la tienda haciendo movimientos en el aire para probarlo y asegúrese de elegir antes de comprarlo.

Recuerde prestar atención al tamaño de la escobilla de goma. Al igual que con el resto, cuanto más grande sea la escobilla de goma, más eficazmente podrá limpiar grandes áreas. Pero si no tiene mucho vidrio para limpiar, ¡no hay necesidad de elegir un modelo grande! Agregará peso por nada. Elija una escobilla de goma de 25 a 30 cm para ventanales y un modelo de 15 a 20 cm para áreas pequeñas.